RAIGAMBRE

Revista Cultural Hispánica

miércoles, 1 de octubre de 2014

ENTREVISTA AL HISTORIADOR DANIEL GÓMEZ ARAGONÉS

La revista cultural hispánica "Raigambre" tiene el placer de presentarles una entrevista a uno de los historiadores más prometedores de España. Muy centrado en la época visigótica, su saber y habilidad están rompiendo moldes frente a los tópicos que nos han querido inculcar, tópicos que borran de golpe y porrazo el ingrediente godo, ingrediente que este joven historiador está recuperando con rigor. En estos días tan aciagos, donde nuestra identidad parece tan martilleada, sin embargo, parece que las piedras quieren hablar... Pero como dice nuestro entrevistado, también hay que saber escucharlas.

Así las cosas, nuestro historiador Antonio Moreno Ruiz entrevista al historiador Daniel Gómez Aragonés. Ahí es nada.

Pasean y vean, advirtiendo que las preguntas del entrevistador están en cursiva, bajo las siglas A.M.R., y las respuestas del entrevistado bajo las siglas D.G.A.:


Imagen de www.latribunadetoledo.es



A.M.R.
-Buenas Daniel. Antes que nada, muchísimas gracias por concedernos esta entrevista. Para empezar, háblanos de tu vida y obra, así como el que no quiere la cosa… 

D.G.A.
Muchas gracias a vosotros. Para mí es todo un placer. Ufff, resulta complicado desmenuzar la vida, la obra y los milagros de cualquier persona en unas pocas líneas. Pero lo intentaré. Nací allá por el año 1983 en Madrid pero a los ocho años ya estaba viviendo en Toledo. Por lo tanto, me considero madrileño de nacimiento, toledano de adopción y castellano en términos generales. Los vínculos con Toledo no sólo vienen por ser la ciudad que me vio crecer como persona, sino también por aspectos muy personales.

En cuanto a mi formación, soy Licenciado en Humanidades, poseo el certificado del periodo Docente de Estudios de Doctorado, la Suficiencia Investigadora y el Diploma de Estudios Avanzados (DEA) en el área de Historia con un estudio sobre el visigotismo en el Toledo de los siglos XVI y XVII. Llevo prácticamente una década sumergido en el periodo visigodo a través de su estudio y difusión por medio de publicaciones, tertulias, conferencias, rutas, etc. También colaboro en medios periodísticos y con distintas asociaciones culturales relacionadas con el patrimonio humanístico y la identidad goda. En el año 2013 publiqué La invasión bizantina de Hispania 533-625. El Reino Visigodo frente a la expansión imperial (ed. Almena) y en la primavera de 2014 El esplendor del Reino Visigodo de Toledo (ed. Covarrubias). Actualmente sigo con mi labor de investigación y de estudio que, poco a poco, darán a luz nuevos proyectos.



A.M.R.
-Amigo, ¿y por qué los godos? ¿Qué te atrajo especialmente de esta parte de nuestra historia para estudiarla y reivindicarla? 

D.G.A
Pues no eres el primero que me hace esa pregunta… El pasado godo siempre ha sido una temática que ha tocado una fibra muy sensible en mí pero durante los primeros años de carrera se fue definiendo como mi proyecto de futuro. Incluso más que como un proyecto de futuro visto desde el inicio de los tiempos de la Facultad, me atrevería a definirlo (con total humildad) como un proyecto vital. Todos en esta vida tenemos un proyecto vital, hay veces que las personas están demasiado cegadas por banalidades para verlo, pero así es y yo en cuanto lo vi, decidí ir hacia adelante.

Sobre su estudio y reivindicación son tareas largas en el tiempo porque, por desgracia, es un periodo muy estigmatizado de nuestra Historia, aunque poco a poco se va viendo la luz de la auténtica realidad histórica. Siempre lo digo, lo que ayer fuimos, lo que hoy somos y lo que mañana seremos viene dado, en gran parte, por nuestro pasado godo. Y creo que ésta es una razón más que de peso para estudiar y reivindicar la época visigoda.



Imagen de www.casadellibro.com



A.M.R.
-La presencia bizantina en Hispania es un hecho histórico muy poco conocido, y la verdad es que es difícil encontrar documentación al respecto. ¿Qué nos dirías sobre el tema? ¿Pudo haber más interacción con la población de lo que pensamos? ¿Explicaría ello ciertas influencias bizantinas en la liturgia hispano-gótica, luego llamada mozárabe? 

D.G.A.
Efectivamente, quizá ese fue uno de los motivos que me llevaron a escribir mi primer libro y ahondar en esa relación de “amor-odio” entre visigodos y bizantinos. La influencia debemos buscarla, particularmente, en cuestiones políticas, ideológicas, artísticas y religiosas. No podemos entender el Reino Visigodo de Toledo sin comprender la dimensión del Imperio Romano de Oriente, Bizancio. Debemos tener presente que los grandes faros de dicha época eran en un extremo Constantinopla y en el otro Toledo. Una vez más, el Mediterráneo fue ese canal de interacción que hizo fluir las relaciones. Es muy importante conocer el influjo de Roma y posteriormente de Bizancio sobre nuestra cultura.

La liturgia hispanogoda es uno de nuestros mayores tesoros.



Imagen: Iconostasio extraído de códice hispano-mozárabe



A.M.R.
-¿Puedes decirnos tus referencias historiográficas principales? 

D.G.A.
Siempre me ha gustado tener una amplia formación historiográfica. Las referencias clásicas de Menéndez Pidal y Sánchez Albornoz (recientemente pude estar ante su lugar de descanso eterno y rinderle mi pequeño tributo personal) siempre están presentes pero mis dos grandes influencias a nivel pleno de historiografía visigoda son Luis A. García Moreno y José Orlandis. Sus obras siempre han sido pura inspiración para mí.

Por otro lado, reniego de la visión positivista y materialista de la Historia y apuesto siempre por los postulados de la identidad y de la esencia.


A.M.R.
-Y continuando con ese tema, ¿qué te parecen nombres como…?

D.G.A.
Américo Castro  Simplemente le diría: “con todos mis respetos, pero no”.

Ignacio Olagüe  Sin comentarios.

Claudio Sánchez Albornoz  No hay palabras para definir su grandeza.

Juan Antonio Cebrián  Un gran divulgador de los godos y las noches ya no son iguales sin su voz…

Serafín Fanjul  Me encanta cuando un historiador habla claramente y sin pelos en la lengua como así hace el señor Fanjul.


A.M.R.
-¿A qué crees que se debe que la historia de España esté tan mal contada, a que se haya inoculado tanto auto-odio? ¿Es algo actual o hunde sus raíces en hechos pasados, muchas veces relacionados con determinados proyectos ideológicos? ¿Ocurre esto en otros países, o sólo pasa en España? 

D.G.A.
A mi modo de ver todo se reduce al antiquísimo cainismo intrínseco al español. Sin embargo el problema viene dado cuando la Historia se convierte en un arma, pero en un arma para conseguir determinados fines políticos. En España, a diferencia de lo que sucede en otros países, no hay un “pacto por la educación”, cada comunidad autónoma actúa como reino de taifa y parece que el Neandertal de Castilla-La Mancha era distinto del de Madrid. Todo esto sumado al enfermizo nacionalismo de algunas regiones a la par que la visión de una España totalmente hermética han generado que muchas veces seamos un país de risa.

Actualmente sí que vivimos en los Siglos Oscuros, hemos perdido el contacto con nuestro ser  y nos quieren hacer perder cualquier vínculo con nuestro pasado, con nuestra tradición, con nuestra esencia, con nuestra identidad. Mientras cualquier proyecto ideológico y político no esté basado en el sagrado respeto a nuestra Historia y en el compromiso y deber de actuar acorde con ella, seguiremos yendo a la deriva.



A.M.R.
-Recuerdo que un profesor de Historia Antigua me contaba que siempre las leyendas tienen algo de verdad. Antiguamente, se pensaba que sólo hubo dos colonias griegas en España, sin embargo, contrastaba eso con la cantidad de mitos que los griegos habían proyectado sobre Iberia. Gracias a la arqueología, hoy sabemos que la presencia helénica fue mucho mayor en nuestra Historia Antigua que dos simples colonias. Siendo toledano, ¿qué puedes decirnos de las leyendas y su influencia, tanto en lo bueno como en lo malo? 

D.G.A.
Soy de la opinión de que en cada leyenda hay un poquito de Historia y viceversa. Por otro lado, los historiadores siempre debemos ser fieles a la ciencia histórica y a las fuentes. Esto no es óbice para interpretar y entender que desde los primeros tiempos el hombre ha tenido necesidad de mitos y de leyendas. Realmente podemos decir que en muchos casos el hombre ha movido la Historia a través de esos mitos y leyendas, y es ahí donde el historiador debe separar el grano de la paja pero sin desdeñar esa leyenda de turno. Al contrario, es conveniente que entienda el porqué de esa leyenda y porqué en ese preciso momento histórico.


Imagen de mbasic.facebook.com





A.M.R.
-Dice mi amigo el profesor Manuel Fernández Espinosa que con tanto negar y odiar a España, están haciendo que hablen las piedras. Curiosamente, cuando más se escupe sobre nuestra historia, más comienzan a aparecer hallazgos visigodos, hasta en Córdoba. ¿Cómo ves el futuro de la historiografía española, y más ante la profusión de mitos nacionalistas? 

D.G.A.
Querido Antonio, la Historia es maestra de vida y por mucho que algunos se empeñen en negar y odiar, la verdad siempre sale a la luz. Es más, muchas veces es preciso llegar a la más absoluta oscuridad para poder ver la luz.

En cuanto a la historiografía española y los mitos nacionalistas… Contamos con unos grandísimos historiadores de talla internacional, véase el máximo experto a nivel mundial sobre godos el citado y siempre admirado García Moreno. Por tanto, nuestra Historia va a seguir aportándonos grandes alegrías a pesar de las manipulaciones. Manipulaciones que, insisto, vienen dadas por unos intereses políticos determinados que realmente encierran pérfidos intereses económicos.



A.M.R.
-Daniel, ¿y qué te parece la idealización de Al Andalus? ¿A qué se debe? ¿Por qué se continúa con ello? 

D.G.A.
Como bien señalas en tu pregunta, es pura idealización. He llegado a pensar que puede deberse a un mero interés mercantil por vender un producto que el resto de europeos no tienen. Me recuerda a lo que sucede con el tema del Toledo de las Tres culturas, la tolerancia, etc… Ese “buenismo” que hay que predicar a toda costa, lo “políticamente correcto”.  No sé, parece que hay mucho miedo. Por supuesto que un español debe entender el significado de lo musulmán y de lo judío, negarlo sería absurdo. Pero no por ello hay que ensalzar el “paradisíaco” Al-Andalus en contra posición de los herederos del Regnum Gothorum, los reinos cristianos del norte. Debemos tener claro de donde venimos para saber si realmente vamos por el camino adecuado.


A.M.R.
-¿Puedes hablarnos de otras aficiones que ocupen tu tiempo? Porque no sólo de Historia vive el hombre…

Hay veces que sí pienso que el hombre, al menos éste, sólo vive de Historia jejejeje. Me gusta leer material que no sólo sea de contenido histórico, viajar, estar con mi gente, pasear, también soy un cinéfilo empedernido y seguidor de muchas series de TV. Y tampoco quiero olvidarme de la importancia que tiene para mí y para mi tiempo el respeto a los animales y a la naturaleza.

Realmente, soy un defensor del octavo día de la semana puesto que me falta tiempo para hacer todo lo que me gustaría.


A.M.R.
-¿Cuáles son tus proyectos para el futuro?

D.G.A.
Pues actualmente ando sumergido en varios proyectos, pero en los últimos días ha surgido uno que me ha llenado de especial alegría y que por supuesto va ligado a los godos. No puedo adelantar mucho más, de momento, así que emplazo a toda persona interesada a que me siga por facebook.


A,.M.R.
-Y bueno, para terminar, Daniel, sin escatimar agradecimientos, te damos absoluta carta blanca:

D.G.A.
Ante todo, quería darte las gracias especialmente a ti, Antonio, por esta entrevista y mandarte un gran abrazo godo desde Toledo hasta Perú. Para concluir, espero que todos los lectores disfruten con esta charla y que Leovigildo, Recaredo, Sisebuto, Wamba y compañía estén siempre con ellos.






PARA COMPRAR LOS LIBROS DE DANIEL GÓMEZ ARAGONÉS:

EL ESPLENDOR DEL REINO VISIGODO DE TOLEDO - D ...






OTROS ENLACES:












No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada